miércoles, 9 de febrero de 2011

Reflexión 8: Dios los cría...

.


REFLEXIÓN 8

Los testigos de Jehová tienen cinco reuniones semanales que se celebran en tres sesiones. Dos de estas sesiones se llevan a cabo en el salón del Reino con todos los miembros de la congregación y la otra se realiza en hogares en grupos pequeños de estudio. A continuación mencionaré en qué consiste cada reunión de forma breve.

1. Escuela del Ministerio Teocrático: Es una reunión que se lleva a cabo en el Salón del Reino un día de semana junto con otra reunión llamada Reunión de Servicio (que veremos a continuación). Esta escuela tiene como objetivo entrenar a los Testigos en el arte de la Oratoria Pública. Se anima a todos los Testigos para que estén matriculados en dicha escuela y por lo general todos lo están. Hay una persona que dirige la Escuela del Ministerio Teocrático (o Escuela Teocrática como también le llaman) y es el encargado de dar consejo a quienes presentan discursos. Los discursos estudiantiles duran cinco minutos, tras los cuales el superintendente de la Escuela le dará consejo sobre qué hizo bien y en qué debe mejorar. En esta reunión también se tiene un discurso llamado puntos sobresalientes de la Biblia donde se toma una porción de la Biblia y se aplica a la Congregación. Según mi experiencia, cuando un Testigo tiene habilidades naturales para hablar en público y le gusta hacerlo, esta reunión le servirá mucho porque le permitirá entrenar diferentes aspectos del arte de hablar ante otros. Sin embargo, para aquellos que son muy tímidos o retraídos y les causa pánico un auditorio, esta reunión puede ser devastadora; he conocido Testigos que se han desmayado mientras presentan un discurso debido al alto grado de nerviosismo de estar parados en la plataforma. Supe de un caso de una persona que murió de un paro cardiaco en pleno discurso. Sin embargo, es un caso aislado y extraño. Es por eso que no estoy de acuerdo en que se presione a un Testigo para que se matricule en esta Escuela si no se siente en capacidad para hacerlo o si al menos esa iniciativa no parte de él mismo en vez de la presión de los otros. En esta Escuela Teocrática nunca hay graduación. Aún cuando una persona haya pasado los diferentes puntos de estudio (cada estudiante tiene una hoja de consejo oratorio donde se le califica después de cada intervención) vuelve a empezar otra vez todo el curso y así infinitamente. Los Testigos suelen jactarse de cómo han progresado gracias a esta Escuela; sin embargo he conocido personas que llevan más de diez años como Testigos y su progreso prácticamente ha sido nulo. Esta reunión dura 45 minutos en total.

2. La Reunión de Servicio. Esta reunión también dura 45 minutos y empieza tan pronto termina la Escuela Teocrática. Los Testigos de Jehová reciben un boletín mensual llamado “Nuestro Ministerio del Reino” y de éste se saca el material a estudiar en esta reunión. La idea de la Reunión de Servicio es entrenar al Testigo para que sea un eficaz propagador de su fe, para que sea un excelente publicador en la obra de casa en casa principalmente. Como dato curioso, los testigos de Jehová nunca se llaman a sí mismos “Predicadores” al referirse a su papel de evangelización. Se autodenominan “Publicadores” a pesar de que dicho término parece más de vendedor que de Ministro cristiano. Además, el término “Publicador” no aparece en la Biblia al referirse a la obra de evangelización. Sea como sea, en esta reunión se hacen demostraciones de cómo se debe predicar a los demás. Estas demostraciones son lo mismo que en ventas se llaman Clínicas de Ventas que son dramatizaciones de cómo vender mejor. En esta reunión, a fin de mes, se indica cuántas revistas logró dejar la entera congregación en manos de las personas (a esta acción se le llama “colocar”), cuántos libros se colocó, cuantos folletos, etc. En pocas palabras, esto es como una reunión de ventas para ver qué tal está el negocio y en qué se tiene que mejorar. Esta reunión también dura 45 minutos, tras los cuales se termina esta sesión.
3. Discurso Público. Esta reunión se lleva a cabo un día de fin de semana y le sigue el Estudio de la Atalaya. El discurso público dura 45 minutos y lo pronuncia un varón Testigo de Jehová “Siervo Ministerial” o “Anciano” (en la próxima reflexión explicaré estos dos términos). Estos discursos tratan sobre temas bíblicos o sobre asuntos de actualidad, familia, etc., tomados desde el punto de vista de los Testigos y sus doctrinas. Siempre lo dará un hombre, jamás una mujer. El discursante lo dará desde el atril y por lo general estará en el mismo punto los cuarenta y cinco minutos, a diferencia de otros tipos de oradores que con micrófono en mano o en la solapa, se mueven de un lado a otro de la plataforma o entre el auditorio. Hay algo que caracteriza esta reunión: la monotonía. La mayoría de los varones Testigos adoptan un acento característico y peculiar al hablar lo cual los hace sonar fríos, sin sentimiento, en pocas palabras, un discurso aburridor. No se extrañe si durante esta reunión ve la gente cabeceando o durmiendo. Los más inteligentes suelen salir a tomar un refresco o un café durante este discurso para no morir de aburrimiento. Los bosquejos para estos discursos vienen listos desde Estados Unidos. Un testigo de Jehová, por más capacitado que sea, no debe preparar por su cuenta uno de estos discursos para darlo a la congregación. Sólo se puede hacer siguiendo los bosquejos que se mandan desde los Estados Unidos en la central Mundial de los Testigos. Sin embargo, de vez en cuando aparece lo increíble: ¡un orador excelente! Sí, a veces quien da el discurso es en verdad un orador bueno y nos hará reír y disfrutar esos 45 minutos que pasarán volando. Lastimosamente esto es más bien raro, hablo por mí, claro. En otras partes puede que haya más Testigos buenos oradores pero a mí me tocó la aburrición en pasta y uno que otro muy bueno.

4. Estudio de La Atalaya: después de dormir en el discurso público (es broma) viene el estudio de La Atalaya. Como su nombre bien lo indica, se trata de estudiar un artículo que viene en la revista La Atalaya. Para muchos Testigos esta reunión es otro Karma con el que tienen que cargar. Esta reunión se lleva a cabo por preguntas y respuestas; el auditorio está invitado a participar con sus comentarios. El método de estudio de este artículo es similar a la forma en como le dan estudio a uno en la casa. Se lee un párrafo, se hace la pregunta y se espera que alguien del auditorio la responda. Eso sí, esa respuesta debe estar basada en lo que se leyó y no en opiniones personales y menos en objeciones. Es muy simpático cuando el conductor del estudio hace una pregunta y nadie levanta la mano para contestar. Todos se miran la cara unos a otros como quien dice: “¿Qué burros somos no?” Este estudio dura una hora. Algo que llama la atención de esta reunión es que el conductor, si es bueno, se sabrá los nombres de las personas que contestan (¿o será que sólo le da comentarios a aquellos que conoce?); para que las personas contesten hay encargados de llevar un micrófono (por lo general inalámbrico) hasta el lugar de la persona que va a comentar. En estos estudios de La Atalaya se le da más importancia a lo que diga La Atalaya que a lo que diga la propia Biblia. Los Testigos de Jehová consideran el estudio de La Atalaya como su reunión más importante.

5. El Estudio de Libro de Congregación: Este estudio se basa en un libro escogido de antemano (escogido desde Estados Unidos por supuesto) y se estudia una hora semanal hasta terminar en secciones ya planeadas de antemano. Este estudio se lleva a cabo igual que el de La Atalaya. Se lee un párrafo del libro, se lee la pregunta que está en la parte de abajo que corresponde a ese párrafo y se invita al auditorio a participar. Este estudio no es tan formal ya que se lleva a cabo en una casa particular de un Testigo. Como el grupo es pequeño, se presta para realizar muchas actividades que suelen ser muy divertidas: pequeñas reuniones sociales, desayunos, fiestecitas, paseos y cosas así. Claro, eso depende de la iniciativa del encargado de conducir el estudio (Nota 1).

Obviamente, para que una persona se familiarice mejor con estas reuniones debe asistir a ellas. Son en total cerca de cinco horas de reuniones semanales, sin contar el tiempo que uno se demora en transportarse y el tiempo que se queda antes y después de las reuniones. Ya no es sólo una hora de estudio lo que la persona recibirá del Testigo sino cinco horas más de reuniones. Cada vez los Testigos requerirán más y más tiempo de la persona que se interesa en sus doctrinas y que logran interesar con sus estudios bíblicos.

Hay otras reuniones que los Testigos de Jehová llevan a cabo pero en menor frecuencia. Una de ellas es la Conmemoración de la Muerte de Cristo, que es anual (ya la explicaré en más detalle), y las asambleas, que son reuniones más grandes (en estadios, coliseos y salones de asambleas), que son tres veces en el año. Explicaré más adelante en qué consiste cada una de estas asambleas. Para comprender mejor a los testigos de Jehová es indispensable saber cómo están organizados. Aunque muchas personas llegan a hacerse Testigos sin saber nada de esto y algunas nunca se enteran, es bueno que usted sepa algunas cosas sobre la organización de los Testigos de Jehová. Lo veremos en la próxima reflexión.




Nota 1:

La reunión llamada "Estudio del Libro" ya no existe. En su lugar, se anima a los feligreses a que en sus propios hogares tengan el llamado "Estudio de Familia" que consiste en que la familia que habita un hogar se reúna para consideraciones bíblicas o para prepararse para las reuniones. Tal vez en estas ocasiones (en las que se espera que el papá sea quien la dirija, siempre que sea Testigo) la familia encuentre ocasión para tratar en privado asuntos íntimos para los cuales es difícil encontrar otro momento oportuno. En realidad el Estudio de Familia ya existía pero parece que no había mucha disciplina para mantenerlo regularmente, probablemente por falta de tiempo, ya escaso entre tanta reunión y actividades religiosas.
.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡Cuéntanos lo que piensas!